CAMINANTES, INMIGRANTES

CAMINANTES, INMIGRANTES

Kapuscinski, el maestro de los reporteros decía "todos han llegado de otros lares, todos son inmigrantes. 

África constituye su mundo común, pero dentro de sus fronteras, ellos se han desplazado, la han pateado durante siglos(en muchas partes del continente este proceso dura hasta hoy). De ahí el importante rasgo de esta civilización: su provisionalidad, su carácter accidental, su falta de continuidad material. La choza levantada ayer hoy ya no existe. Decimos África por comodidad. Salvo por el nombre geográfico, África no existe".

Aquí tenéis algunas fotos tomadas a pie de carretera en algunos de mis viajes africanos, gentes que caminan, que van o vuelven o a veces, incluso qué más da, simplemente caminan en busca de mejor vida.
El mayor reto al que nos enfrentamos en Europa es al de la inmigración. No se puede dar la espalda a los inmigrantes, pero tampoco podemos pecar de idealismo creyendo que es fácil acoger a todos los que quieren venir. Muchas regiones de Europa, incluidos nuestro sur, tienen economías muy frágiles y conviene recordar que los recursos públicos son limitados. El problema no tiene visos de solución rápida. La presión demográfica africana, las guerras civiles, la corrupción más absoluta, el despotismo de muchos de sus dirigentes, las hambrunas… campean a sus anchas por la inmensa mayoría del Continente africano. De Estados fallidos como Eritrea, Somalia, gran parte de Chad, Libia, Níger,Congo, Nigeria…, huyen a diario miles de personas. Atraviesan selvas, desiertos, se someten a las mafias y se echan al mar…
Si Europa no se toma en serio este inmenso problema vendrán años complicados, surgirán populismos graves (ya están surgiendo) y la convulsión será protagonista. Porque como escribía Kapuscinski, “África no existe”.


Texto y fotos © Faustino Rodríguez Quintanilla
Fotografías realizadas en Etiopía, Kenya, Tanzania, Madagascar, Marruecos